Rafa ramirez original

Aldea Gala

Rafael Ramírez
Blog de Rafael Ramírez

Día Internacional del Cáncer y los 4.000 del confeti

Esta semana hemos celebrado el día Internacional del Cáncer, ¡qué oportuno! Más  tarde explicaré por qué.  La verdad es que está siendo una semana un tanto complicada para muchas personas, por diferentes motivos, para unos porque sale a la luz que se pueden permitir gastar más de “4.000 euros en confeti” (la Real Academia define la palabra confeti como los  pedacitos de papel de varios colores, recortados en varias formas, que se arrojan las personas unas a otras en los días de carnaval y, en general, en cualquier otra celebración festiva) en este caso concreto era un cumpleaños lo que se celebraba.

Para otras personas la semana, el mes, el año y la vida también están siendo difíciles, por motivos un poco diferentes a este del confeti;  hoy es noticia que 10.000 niñas en España están en riesgo de sufrir una ablación de clítoris,  también es noticia que para el 70% de los más de dos millones de personas que atiende cruz roja es imposible alimentar a sus hijos. También ha sido un mal día para un deportista famoso y real que afirma que se empobrecerá “de forma injusta” si hace frente a una “pequeña facturita” que tiene que abonar en no se qué juzgado, por unos pequeños asuntos con otros señores imputados en varios juicios. Vamos que no esta siendo una buena semana para casi nadie.

 

Pero retomemos el hilo que nos perdemos. El cáncer como todos sabemos es una enfermedad cruel y en muchos casos letal que causa pánico  a los enfermos y las familias, todos tenemos allegados familiares, amigos o conocidos que están padeciendo o han padecido esta enfermedad. En teoría en este blog ahora debería hablar de alguna de las organizaciones que trabajan en este ámbito e  intentar trasladar lo que hacen, a mis queridos lectores, pero hoy no lo voy a hacer. Hoy desde aquí quiero mostrar mi solidaridad con todos los enfermos y personas que hacen que la vida de nuestros enfermos de cáncer sea mejor y  más larga. Pero no hoy no voy a hacer lo habitual porque considero que es indignante que  en la semana en la que nos sensibilizamos con los enfermos de cáncer, también sea noticia que el coste para los enfermos de tratamientos contra el cáncer se ha multiplicado por tres. Me indigna que en la situación de emergencia social en la que nos encontramos los recortes y copagos afecten a las personas más vulnerables, que la vida de los más débiles sea más corta porque no son ricos. Me indigna que se asuma que se puede desvirtuar la política sin que suceda nada  y plantearla como un negocio de reparto de sobres y cobro de comisiones a empresas que quieren hacer negocio. Me indigna profundamente, la opulencia con que unos viven sin ocultarse mientras muchos pasan hambre, enfermedad, miseria y desolación.

 

¡Me indigna profundamente los valores que nos transmiten las actuaciones de algunos políticos!

 

La Real Academia de la lengua española recoge también para la palabra cáncer el  siguiente significado “proliferación en el seno de un grupo social de situaciones o hechos destructivos” y sinceramente aquí está la oportunidad de la que hablaba al principio, quizás en la semana en la que celebramos la lucha contra el cáncer sea hora de aplicar remedios quirúrgicos a formas de comportamiento del “los proceres” de nuestro país. Quizás la enfermedad que estamos sufriendo en la política española sea la que nos lleve a encontrar el tratamiento adecuado para que sane y se adecue a su misión que parece haber olvidado: ¡tomar las decisiones adecuadas que mejoren la vida de la mayoría de los ciudadanos!

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: