Silueta1 original

¡Al abordaje!

Alejandro González Bueno

La España de Monty Python

Los surrealistas y absurdos acontecimientos con los que nos deleita el noticiero patrio hace las delicias de los fans del mítico grupo humorístico Monty Python. Ni en sus mejores sketches se imaginarían la España de charanga y pandereta que se supera día a día en su ridículo internacional.

Homenajeando al tristemente fallecido Eugenio lo contaré de la siguiente manera. Saben aquell que diu que el Gobierno del PP reforma y vota con toda la oposición en contra el artículo 23.4 LOPJ relativo a la jurisdicción penal internacional para contentar al Gobierno chino de forma que la Audiencia Nacional se ve obligada a dejar en libertad a unos 50 narcotraficantes y que tiempo después (ayer) el Tribunal Supremo resuelve favorablemente el recurso de la Fiscalía Antidroga y viene a decir que los jueces españoles sí son competentes para juzgar a los narcotraficantes apresados en alta mar no ya por el artículo reformado de la LOPJ sino por los convenios internacionales en los que España participa y que por ello para empezar hay que volver a encarcelar a 13 de esos narcos.

 

Eso quiere decir, y lo hago calándome la boina hasta las cejas, Gila style, que: - ¿Está el narcotraficante?...Que se ponga… Sí, mire, ¿es usted el narco que pusimos en libertad hace poco porque el PP no quería tener líos con China? Sí, bueno, la cosa es que nos equivocamos y que tiene que volver a la cárcel. ¿Cómo que está más contento en su casa? ¿Pero vendrá, no? Ya…ya…claro, si yo le entiendo, que esto no es serio, pero entonces, ¿dónde quedamos para detenerle? ¿Le viene bien el jueves?

 

Este esperpento de país es el que nos va a dejar el PP, un país con una justicia anquilosada en beneficio de los de siempre, una corrupción instalada en el mismo tuétano de la Administración, una ciudadanía a la que se la amordaza con una Ley de Seguridad Ciudadana digna de países que no conocen la democracia, un país dónde la clase media pasará a llamarse la clase lince por estar en peligro de extinción, donde los pobres son más pobres y los ricos más ricos, donde el Estado regala 12.000 millones de euros a un banco mientras recorta en servicios públicos. Un país en el que los territorios se pelean por ser los menos solidarios arengados por la balanza fiscal del PP. Un país que cambiará porque los españoles lo vamos a hacer posible, echando de sus poltronas a los que nos han llevado hasta aquí. La semana que viene…hablaré del Gobierno.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: