Silueta1 original

¡Al abordaje!

Alejandro González Bueno

España abdica

 

Ayer fue un día de abdicaciones.  El Rey Juan Carlos I abdicó la corona de España en su hijo Felipe VI, el preparado, y la selección española de futbol abdicó la Copa del mundo de futbol en Maracaná en un sucesor aún incierto. Fin de ciclo. Comienzo de una nueva era. De nosotros dependerá hacerla mejor o peor.

Es una pena ver como el hombre que ha reinado España durante los últimos 39 años le cuesta hablar, andar, se le ve en los ojos la impotencia de tener que dejar la que ha sido su labor vital por no ser capaz de continuar. Como a Casillas. Sí, es una pena que el capitán de La Roja se despida, no sé si momentánea o definitivamente, con una imagen patética muy lejos de aquella que nos ha mostrado los últimos años junto a sus compañeros.

 

A veces es necesaria una bofetada de realidad para poner los pies en el suelo y ponerse a trabajar. Ayer los españoles recibimos esa bofetada y caímos a la lona. Hoy Felipe VI comienza su reinado en una España que se levanta tambaleándose de un desastre que comenzó hace ya siete años con una crisis devastadora.

 

El nuevo Jefe del Estado tiene por delante una ardua tarea. Regenerar la Institución. La corona tiene que ser un ejemplo de transparencia, honestidad y cercanía. Debe ser el mediador de los representantes de los ciudadanos para que se lleven a buen término las reformas necesarias por las que claman los ciudadanos.

 

Lleva un tiempo corriendo por la red la curiosa comparación de hechos deportivos que dieron lugar en 1966 y que ahora en 2014 se están repitiendo. En ese año Austria también ganó Eurovisión, el Atlético de Madrid ganó la Liga, España fue eliminada del Mundial en la fase de grupos, el Betis descendió, el Depor ascendió, el Real Madrid ganó la Copa de Europa.

 

Si todo sigue así la final del Mundial debería ser entre Inglaterra y Alemania. A lo mejor es un buen momento para apostar a que Inglaterra repetirá la victoria de hace 48 años y sacarse unos euros. Por si se cumple, yo ya estoy reservando el número que ganó el gordo de la Lotería de  navidad en 1966, el 48677. Que uno es escéptico pero nunca se sabe.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: