Silueta original

Abriendo alamedas

Hugo Crespo

Foto fija vs. Foto en movimiento

En las próximas elecciones municipales podremos visualizar el cambio que lleva produciéndose en nuestra sociedad desde hace unos años. Quizá no nos guste la foto fija del domingo porque los que pierden no pierden mucho y los que tendrían que ganar parecen estancarse, pero lo importante es la foto en movimiento, el largo proceso de cambio que lleva en marcha muchos tiempo y al que todavía le quedan unos años para cristalizar.

            Pase lo que pase el próximo domingo, algo habrá cambiado para siempre en nuestra ciudad. Para el bipartidismo va a ser imposible vivir de espaldas a la gente de esta ciudad, a sus demandas de transparencia y más democracia, durante más tiempo. Algunos sectores tradicionalmente más ligados al PP están diciendo basta a esta forma de gobernar tan opaca y poco democrática, y muchos antiguos votantes del PSOE están hartos de su oposición cómplice. Como en 2011 con el 15M, el cambio ha llegado para quedarse.

 

            Muchas veces no somos conscientes de que los procesos históricos de cambio tienen su propio tiempo, no pueden medirse su duración en tiempo biológico. Así pues, los cuatro años pasados desde las anteriores elecciones a estas nos pueden parecer un período muy largo, pero históricamente es un lapso de tiempo muy pequeño.

 

            También solemos pensar que  dichos procesos históricos de cambio suceden en un momento y ya está, los solemos analizar como ‘en tal día sucedió esto’, y es justo lo contrario: un día no se produce un gran cambio, sino todos los días se producen pequeños cambios, y el día que se visibiliza, parece como si antes, esos pequeños cambios, no hubiesen existido porque al ser tan graduales nos han pasado desapercibidos.

 

            Nuestra ciudad, largo tiempo degradada por unas políticas que se han basado en gobernar a favor de una pequeña minoría mientras la Salamanca real, la de la gente, vivía cada vez peor, lleva tiempo inmersa en un proceso de cambio. El resultado de este cambio se podrá comprobar y visualizar en las próximas elecciones, pero siempre teniendo en cuenta que es una foto fija de un momento concreto, no la estación final de un proceso histórico de cambio. La foto fija nos puede gustar más o menos, pero lo importante es la foto en movimiento.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: