Pablo garcia original

A través del Cine

Pablo García Conde
Blog de Pablo García Conde. Críticas de cine

Ventanas virtuales

El título de la película Open Windows hace referencia a una nueva forma de utilizar el discurso cinematográfico: como si de la pantalla de un ordenador se tratase, nos movemos de una ventana a otra persiguiendo la acción, somos conducidos por las diferentes secuencias sin cortes de plano, sino que todo sucede sobre la misma superficie. Es cada vez más común este tipo de narración en el que se mezclan dispositivos: desde la grabación de una web cam, hasta una videocámara casera o la propia del ordenador portátil que registra todo lo que ocurre en la pantalla. Otros dos cineastas españoles se han pasado a esta manera de conducir el relato, como vemos en 10000 km o Hermosa juventud, donde se exploran las relaciones de siempre bajo la perspectiva de los nuevos tiempos y una nueva generación.

 

Nacho Vigalondo allana el terreno de este discurso hacia el cine mainstream, con un thriller en el que un joven fan (Elijah Wood) de una famosa actriz de cine (Sasha Grey, formada en la industria del porno), es manipulado por un genio de la informática que es capaz de introducirse en su ordenador para darle algunas indicaciones. Deberá cumplir con sus exigencias para extorsionar a la bella intérprete, formándose un cúmulo de frentes abiertos para confundir al espectador, llegando a un desenlace demasiado enrevesado y fabuloso. El coraje para mostrar de este modo un secuestro y la manera de resolver el paradero de la joven y su secuestrador, en que el montaje simultáneo se forma gracias a esos desvíos de la pantalla del ordenador, muestran que estamos ante un arriesgado estilo en que los límites de la puesta en escena quedan difuminados. Ante el montaje tradicional, Vigalondo se atreve con las posibilidades que la tecnología digital ofrece. Trepidante de principio a fin, pero excesivamente manipuladora con el espectador, Open Windows juega con la fragmentación y la acumulación de las partes  en un todo desbordante, tanto que puede llegar a fascinar o a repeler por igual.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: