Pablo garcia original

A través del Cine

Pablo García Conde
Blog de Pablo García Conde. Críticas de cine

San Sebastián 2014 - Día 3

La Sección Oficial del Zinemaldia admite casi todo tipo de películas y géneros. El thriller de hoy, The drop (La entrega), tiene la peculiaridad de ser muy somero en cuanto a la representación de la violencia. Un tranquilo e ingenuo Tom Hardy ayuda a que la acción se fragüe a base de detalles, los actos de confianza y las traiciones, para que al final, y sólo al final, el relato dé un giro determinante. Con el deseo de ayudar a un cachorro de pitbull herido, Bob conoce a Nadia, quien le traerá tantas alegrías como problemas mientras alguien roba el dinero de unos mafiosos. ¿Realmente el protagonista es tan ingenuo? Bob trabaja de camarero en un bar de copas para un jefe (James Gandolfini en su última película) que blanquea dinero. Una buena construcción de su personalidad, así como del buen papel al que da vida Hardy, muestra a Bob como un muchacho sin muchas ambiciones ni grandes muestras de inteligencia, aunque con un lado misterioso que de manera inteligente tarda en hacerse visible.

 

La segunda propuesta danesa a concurso viene de la mano de Susanne Bier, ganadora de un Oscar por En un mundo mejor, cuya Una segunda oportunidad narra la historia de un matrimonio que ha de superar la muerte de su bebé. Él (Nikolaj Coster-Waldau, un Lannister de Juego de Tronos) es un policía sensibilizado con un caso particular en el que una pareja de drogadictos no es capaz de cuidar a su hijo recién nacido. El planteamiento es duro y su representación más todavía: vemos a uno de los niños sucio, y al otro frío y pálido. La miseria y la muerte mostradas sin tapujos. Se advierte la trampa con la que juega Bier en una división de buenos y malos demasiado efectista. Y lo mismo con su tratamiento del problema familiar. Pero la experiencia de la danesa le permite ganar complejidad en la trama y causar un debate moral que juega a su causa.

 

 

Diferentes secciones, caminos alternativos

La sección Perlas, que tradicionalmente recoge los títulos más importantes del año en diferentes festivales de cine internacionales, acoge la película The Tribe, premiada en la Semana de la Crítica de Cannes. Se nos advierte justo al comienzo: está rodada íntegramente en lenguaje de signos, no hay subtítulos ni voice over. Sergey es un chico sordomudo que es trasladado a una escuela con otros jóvenes que padecen el mismo problema. Son personas conflictivas, que trafican e incluso las chicas se prostituyen para ganar dinero en negro. Tras peleas y diferentes padecimientos, paga a una de las chicas para que se acueste con él. Su sentimiento de soledad le lleva a cometer locuras para poder seguir con ella, lo que provoca un conflicto con el resto de chavales.

 

Rodada enteramente con magníficos planos-secuencia, el director ucraniano Myroslav Slaboshpytskiy consigue una proeza con sus actores puestos en situaciones límite, especialmente en las escenas de sexo. La característica esencial del film, la dificultad para seguir las conversaciones silenciosas de los chicos, comulga con el deseo de comprender por parte del espectador, que se atiene a lo visual y acrecienta su fijación por los gestos. Es decir, Slaboshpytskiy no requiere del tradicional uso del montaje plano-contraplano ni de los numerosos cortes: el trabajo de ambientación es realista, nos situamos de pronto con distancia o bien nos acera a la acción con los numerosos travellings siguiendo a los personajes. Se trata de una película de sordomudos hecha para aquellos que no entienden su habla: provoca extrañeza lo que para ellos es comprensible y cotidiano. Haneke lo había ensayado metafóricamente en Código desconocido, cuyas sugerentes secuencias  que abren y cierran la película transmiten la incomunicación hacia el otro. The Tribe no hace más crecer y generar mayor desasosiego con una historia narrada en un mismo idioma (tan propio como el del cine, al fin y al cabo), pues la incomprensión entre las personas parece no entender de lenguajes.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: