Paula calle original

A piñón fijo

Isabel de la Calle
Blog de Isabel de la Calle.

Heras, eres y serás

Me alegro que Roberto Heras vuelva a aparecer en todos los periódicos y que lo haga por una noticia positiva. Obviamente son muchas las voces que aseguran que lo que ha conseguido (aunque hay que esperar al recurso) es una 'triquiñuela' legal que sólo le valdrá para que le vuelvan a considerar tetracampeón de la Vuelta y le den una indemnización por los dos años que le obligaron a cumplir de sanción.

Si has llegado hasta aquí es porque ya sabes que la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León hizo pública ayer una sentencia por la que se anula la sanción por dopaje que la Federación Española de Ciclismo impuso a Roberto Heras y que supuso la anulación de los resultados individuales obtenidos en la Vuelta a España 2005 y la suspensión de dos años de su licencia deportiva.

Como os decía antes, los buitres que siempre se han alegrado de que Heras cayese han tardado poco en gritar a los cuatro vientos que en esta sentencia no dice por ninguna parte que Heras no se dopara, que sólo se alega un defecto de forma.

Bien, así es. Pero las irregularidades ahora probadas en los análisis que realizaron al bejarano (queda el recurso aún, no se me olvida) son tan graves que pudieron alterar los resultados. De hecho, se dice que las muestras no se entregaron en el plazo de 24 horas, al coincidir con festivo, sino casi 40 horas después, a temperatura ambiente, por una persona o empresa que se desconoce. En la sentencia se constata también que la Federación no precisa la cualificación de los técnicos intervinientes y, además, el primer análisis de la muestra 'A' y el contraanálisis de la 'B' fueron realizados por los mismos técnicos. Incluso se incumplieron las normas relativas a la confidencialidad de la identidad del corredor, ya que en la documentación entregada al laboratorio obraban datos que permitían su identificación.

Roberto HerasMe basta. Me vale uno de estos errores para no dar por válida la sanción.

Ahora mismo, de hecho, creo que no importa realmente si el ciclista bejarano tomó esa EPO recombinada. Lo que importa es que existían dudas de mucho peso sobre el resultado de unos análisis. ÂżCómo puede nadie destrozar la carrera deportiva de una persona en uno de sus mejores momentos con un solo atisbo de vacilación?

Heras cayó entonces y sigue haciéndolo ahora. Se le ve casi resignado. Feliz por el resultado (provisional) pero resignado. ÂżQué multa puede devolverle los años que le quitaron cuando tenía 31 y se enfrentaba ya al nuevo reto de ganar un Giro de Italia? El hecho de que sean cuatro de nuevo las Vueltas a España que tiene, y no tres, tampoco creo que le haya hecho especial ilusión porque él siempre se sintió tetracampeón.

Pero no quiero recordar sólo a Roberto Heras en estas líneas. Quiero acordarme también de los muchos ciclistas olvidados detrás de una auténtica chapuza nacional que se denominó 'operación Puerto' y que condenó a un limbo legal a cientos de ciclistas. Muchos no habían dado jamás positivo, pero se les prohibió competir (siempre de manera encubierta, claro, obligando a los equipos a no ficharles) y se les condenó sin juicio siquiera.

Por eso, por favor, no condenemos sin pruebas, con dudas, sin certezas... Nunca quise utilizar el victimismo de quien se siente fan de Roberto Heras para defender su causa, pero sigo pensando que hay ciclistas que están más 'protegidos' que otros.

Y Rober no tenía escudo en 2005.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: