Silueta juliocesar original

A mí que me registren

Julio César Izquierdo

Como Gila

Resulta chocante que algunos servicios de atención al cliente de ciertas compañías telefónicas tengan tan mal sonido. No es que hablen mal las personas que te atienden...

Todo lo contrario, son muy atentas y cordiales y pueden llegar a tenerte dando vueltas metafóricas y marcando numeritos más de una hora para volver al principio. Desesperación.

 

Seguro que conocen la vivencia. Lo que digo es que llamas para una consulta, casi siempre para decirles que te están cobrando de más y parece que han descolgado desde la Conchinchina. Que es muy probable que así sea. Te matas con la razón diciendo que no se escucha bien y sin hacer nada te dicen: "¿ahora mejor?". A lo que contestas que vale, que sigamos con el tema. Se escucha más jaleo que en el patio de un colegio a la hora del recreo y a veces da la sensación de que están al otro lado del charco. Cosa verídica, para qué engañarnos. Se tiran minutos y minutos accediendo a tus datos personales, revisando vaya usted a saber el qué y al final te comentan que, efectivamente, hay una promoción en la que pueden darte de alta ya mismo. ¡Coño! pues que me avisen y me lo digan. Pero no, tiene que moverse el interesado. Es decir, la vida misma.

 

Y no hablemos ya del asunto de los megas que dicen que tienes a tu disposición, casi siempre menos de lo anunciado y pagado. Estar, están, pero no debes tener conectada la televisión de pago ni encendido el lavaplatos y mucho menos tener en marcha la lavadora. Al parecer, la velocidad de Internet se centrifuga y se evapora vía satélite. Vamos, que no hay madre que lo entienda. A todo ello, la conversación grabada, con un fondo de pájaros, ventanas abiertas y frases entrecortadas (que tiene guasa la cosa tratándose de empresas de telefonía, televisión y comunicación de cuarta generación). Es para que quede claro y no se produzcan malos entendidos. Y después, te vuelven a dar un toque para que muestres tu satisfacción con el servicio.

 

Pues mire usted, el servicio lo tengo limpio y con el papel a mano, que a veces se producen circunstancias que a lo único que animan es a tirar de la cadena. Y no te digo nada si te quieres dar de baja y  mandas una carta. Que puede que te llamen y te pregunten cómo has conseguido la dirección. De risa.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: