Josealbertogonzalez original

A las duras y a las maduras

José Alberto González
Blog sobre actualidad, política y otros menesteres.

¡Que los cuelguen!... de las web

Huevos colgando detail

Y cuanto antes. ¿Que no vamos a arreglar nada con ello? Está claro que no inmediatamente, pero este país está quedando tan moralmente arrasado por todo lo que ha pasado con la clase política últimamente, que hay que tomar impulso desde cualquier punto, incluso uno tan nimio como publicar el patrimonio, los sueldos o las rentas de todos y cada uno de nuestros gobernantes.

La loca carrera por ser los primeros en dar a conocer su situación patrimonial, que han emprendido (incluso entre sí) políticos de uno y otro color tras el anuncio de Rajoy, me tiene confundido. Debo reconocer que, en el caso del presidente Herrera, que estuvo muy rápido, me impresioné. Por la valentía, por la rapidez, y por la 'agilidad oportunista' de este político que cada vez lo es más y, probablemente, mejor. Lo de sus consejeros, el grupo socialista en las Cortes inmediatamente después, etc... ya me saturó de tanta transparencia organizada, como cuando todo te huele al aceite requemado de la maquinaria electoral en plena ebullición.

 

Así que en ese momento decidí tomar distancia y comenzar a valorar de nuevo la medida desde otros puntos de vista. Y desde allí, escruté los tiempos y las formas de esas declaraciones patrimoniales y me llevé el gran chasco. Vaya por delante que con semejantes prisas tampoco cabía mayor nivel de precisión, pero es que viéndolas se queda uno con la sensación de que les pasaron un formulario a todos la noche anterior:

 

-Querido compañero, adjunto te envío el documento que nos ha dado tiempo a preparar esta tarde a toda carrera por orden del 'presi'. Como ves, es sencillo de cumplimentar y no exige ningún nivel de detalle. Rellena lo que te sepas de memoria o tengas a mano, el resto no es imprescindible.

 

P.D.: Si a algún medio de comunicación le da por pedirte más detalles, hazte el muerto...

 

Así las cosas, pocas horas después, aunque tímidamente, la balsa de aceite de la 'transparencia' se ha ido extendiendo a otros organismos e instituciones. Algunos alcaldes han recordado que ellos hacen años que practican el 'streeptease patrimonial', y otros se han subido al carro para asegurar que lo harán en los próximos días o semanas. Me pongo en la piel de los servicios informáticos que gestionan las páginas web de estas instituciones y no me cambiaría por ellos...

 

Como tampoco me gustaría estar en el pellejo de todos aquellos, de uno y otro lado, que se van a ver obligados a hacerlo a sabiendas de que sus datos 'cantan' por donde los mires. Cierto es que si todos siguen el modelo 'formulario' que ha utilizado la Junta de Castilla y León, los pocos datos ofrecidos no resultarán muy clarificadores, pero todos conocemos un puñado de políticos a nuestro alrededor a los que les van a poner la cara roja una temporada.

 

Si bien está lo que bien empieza, mucho mejor lo que acaba bien. Deseo entonces, como la sacrificada ciudadanía que está hasta las 'web' de la deshonra política que vive el país, que esto no se quede aquí. Que todo cargo político por la mera cuestión de serlo, declare no sólo su patrimonio (claro está, con posibilidad de compararlo con el minuto antes de ocupar su cargo, si no ¿de qué vale?), sino que le sea exigido también hacer pública su declaración de la renta y todas aquellas remuneraciones que reciba en razón de su ejercicio.

 

¿Que esto es llevarlo al extremo? Efectivamente, pero estamos en una situación extrema que requiere medidas extremas. Total, si no tienen nada que ocultar, ¿donde está el problema? Y esto sirve para ministros, consejeros, procuradores, presidentes de Diputación, alcaldes, concejales, y todos sus asesores, que seguramente los quintupliquen en número.

 

Y el día que nuestra casta política sepa que esta estrecha vigilancia no deja huecos para el chorizo (que se lo lleva), el aprovechado (que todo lo carga al herario público), el cartero (sí, el encargado de repartir los sobres), el extorsionador (el que se encarga de pedirlos), y todo aquel que haya llegado a la política para medrar... Ese día podremos decir que la regeneración que esperábamos ha llegado. Y podremos volver a emitir un voto sabiendo qué podemos esperar. Y tener la absoluta confianza de que en nuestro sobre sólo estamos depositando un cheque nominativo por valor de nuestra confianza, y no una chequera en blanco para que se la gasten y encima nos vengan a pedir más cuando las arcas estén vacias...

Comentarios

totalmente de acuerdo 07/02/2013 17:43 #1
Pero no sólo con los patrimonios. También creo que el que gestione fondos públicos tiene una responsabilidad y que ésta debe ser penal. Como pasa en islandia o aquí se supone que pasa con gente como los responsables de la CAMP. Ah, y que no se lleve a cabo la reforma de Gallardón pretendiendo que la instrucción dependa de la fiscalía. No olvidemos que los fiscales deebn obediencia jerárquica y su jefe final es el Ministro de Justicia. BAstante vergonzosos son los indultos a amigos como para que encima ni se instruyan causas

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: