Silueta original

35 mm

Boris García

Bukowski. Robar las rosas de las avenidas de la muerte

Bukowski detail

Años sesenta, en alguna pensión de los suburbios de Los Ángeles.  Templaba la resaca con tragos tranquilos a una botella de oporto barato. Puñados de hojas mecanografiadas por el suelo, vindicaciones bastardas entre la última bronca con la última conquista de saldo –zapato de tacón gastado en la esquina, gritos alcohólicos, corazones de doble filo-  y el siguiente turno rompehuevos en la oficina de correos.  Grietas en las paredes como constelaciones de tristeza, ropa sucia y bruma de tabaco ahogando los zarpazos sobre la underwood de segunda mano. Charles Bukowski tenía más de cuarenta, había vuelto a escribir demasiado tarde, había publicado demasiado poco.

Million Dollar Baby

Mdb detail

Las buenas películas, como los viejos amigos, vuelven de vez en cuando en el momento más adecuado. Una conversación tan familiar que se reanuda como si alzáramos la botella en el mismo bar, a la hora de siempre, e ignora el tiempo transcurrido, clara y serena, sobre el ruido de fondo de los días inciertos en los que ya no nos reconocemos ni en el espejo. Justo a tiempo, regresan con la ofrenda de los jirones del hombre que un día creímos ser, de lo que amábamos, y nos vuelven a reconciliar con el cine, es decir, con la vida. Como volver a casa después del destierro en un país del que nunca entendiste el idioma.

Jodorowsky´s Dune

Dune detail

Entre los restos de la resaca que el cine de ciencia ficción dejó en la orilla del 2014 no es Interstellar, aunque parezca evidente, el más brillante de ellos, sino el modesto documental de Frank Pavich sobre la truncada gestación del que iba a ser el film del género más grande de todos los tiempos: Dune, de Jodorowsky.

Jessica Lange, que estás en los infiernos

Fx american horror story freakshow keyart detail

Debo reconocer que el estreno de American Horror Story, allá por el 2011, dejó a quien escribe –fan incondicional del género con más tragaderas que el propio Hannibal Lecter - bastante defraudado tras unas buenas expectativas. La serie titubeaba como un blando pastiche a mitad de camino entre House of Hounted Hill y Modern Family, de la que remedaba incluso el empleo de la insoportable cámara al hombro, con los absurdos zooms incluidos, a través de  un argumento que se centraba demasiado en el culebrón familiar de los Harmon  dejando los elementos sobrenaturales en un segundo plano.

En la habitación cerrada

A esto es a lo que me refiero. A esto me refiero cuando hablo del tiempo y la muerte y la futilidad. Hay ideas más amplias en juego sobre todo lo que nos debemos entre nosotros como sociedad por nuestras ilusiones comunes. Después de catorce horas seguidas viendo cadáveres uno piensa en eso.

Fotografía

Era en un pueblo en el que anidaban centenares de cigüeñas. El sol de la tarde de finales de agosto se derramaba  sobre las espigas de una cosecha plena. La pequeña iglesia románica, encerrada en el resplandor ambarino de un  tiempo que parecía no continuar.

Placeres cenobitas. Las mejores películas de terror

Alien detail

Creo que era James Cameron, en una entrevista dedicada a Aliens, el que decía que la popularidad del cine de terror se debía a la vida acomodaticia que llevamos en el mundo occidental. Me explico -se explica él, mejor dicho-: el ser humano se caracterizaba en sus albores por su debilidad, por su papel de presa fácil dentro de la jerarquía natural. En cierto sentido echamos en falta la adrenalina necesaria en aquellos tiempos para la supervivencia, para poder correr como perros cuando cualquiera de los animales que pululaban por la prehistoria quería hincarnos el diente, y la intentamos sustituir por pasar algo de cómodo miedo en la butaca de la sala de cine mientras comemos unas palomitas, recreándola virtualmente a través de los sufridos personajes.

Del papel al celuloide. Las mejores adaptaciones cinematográficas de cómics (3)

The crow 1994 detail

El cuervo, Alex Proyas, 1994

 

El director australiano debutó en la dirección de un largometraje en 1994 con la célebre adaptación cinematográfica de la serie de cómics de James O´Barr. La historia, ya saben, la del retorno expiatorio desde el cementerio del rockero Eric Draven, brutalmente asesinado junto a su esposa, con la ayuda de un cuervo sobrenatural que le confiere poderes de ultratumba.

Del papel al celuloide. Las mejores adaptaciones cinematográficas de cómics (2)

300, Zack Snyder, 2007

 

La película se basó  en la serie de cómics de Frank Miller –que otra vez se pasa por estas líneas, con todos los honores- en la que el dibujante aportó su particular estilo –ya saben, trazo firme y enérgico en favor de una muy disfrutable violencia hemoglobínica- para narrar una de las escaramuzas bélicas más celebres de la historia, la de Leónidas y sus trescientos espartanos frente al todopoderoso ejército persa del rey Jerjes.