VRAC, campeón de la Supercopa