Reconocimiento al olímpico salmantino, Álvaro de Arriba, en la Fuente de San Esteban