La afición, con UD Salamanca: historia de un sueño